Equipo Mawida Adventures suma un nuevo desafío, escalar las Torres del Paine.

Así es, parte del equipo Mawida logró realizar una increíble experiencia en el sector de las Torres del Paine, un destino turístico de nivel mundial cuyas formaciones rocosas llaman la atención de miles de aventureros y osados escaladores para estar cerca de ellas e ir a visitarlas.

En este blog dejamos una nota que nos preparó Rodrigo Vera, Guía y director de Mawida Adventures.

Parque Nacional Torres del Paine

Uno de las cosas que dejan mayor enseñanza para la vida y una de las formas mas entretenidas de aprender, es viajar! Viajar y conocer nuevos mundos, nuevas personas, tener nuevas experiencias y claramente estar en lugares llamados paradisiacos hacen que lo vivido, sea mucho mas potente que cualquier otro viaje. Finalmente cuando se conjuga todo, hablamos de las experiencias significativas y que van puliendo a las personas a lo largo de la vida. Es decir, y en primer término, la recomendación es VIAJAR!

Las Torres del Paine están ubicadas en la Region de Magallanes, en la macro zona llamada Patagonia por el lado chileno, ellas destacan por sus hermosos paisajes, una infinidad de senderos y montañas de diferentes niveles y sumado a ello, están consideradas como la octava maravilla del mundo.

Razones para estar en ese lugar son muchísimas y dentro de los objetivos de nuestra agencia, siempre esta el vivir nuevas experiencias que hagan nutrir nuestras cualidades y nos pongan a prueba para poder continuar entregando a  nuestros clientes experiencias únicas y acompañadas de la pasión y vivencia propia de nuestros guías. buscando inspiración y nuevos desafíos.

El viaje a Torres, fue entonces una verdadera aventura, y queríamos vivirla a tope con todo lo que conlleva estar en la Patagonia y en lugares tan cambiantes meteorológicamente como estos, donde el plan debe estar amoldándose minuto a minuto en el terreno. Queríamos escalar pero también vivir la experiencia! Así fue como llegamos a Natales y nos alojamos bien recibidos en el Hotel remota. una serie de pasillos que emulan a galpones ovejeros con diferentes líneas y vistas propias de la zona, adornan además los techos de pasto estepario y las hermosas vistas. Ese día probamos la gastronomía en el Restaurante Bahía Mansa donde Don Rene nos atendió como «en casa». El día siguiente realizamos las compras en los negocios locales y almorzamos en «The Singular» un restaurante de alta gama cuya experiencia de estar ahí te remonta a principios de siglo con su arquitectura y onda de las estancias magallánicas y la industria de la lana de oveja. La verdad recomendamos pasar si o si por ese lugar y encantarse con lo exclusivo, único y particular de un lugar tan hermoso y con identidad como The Singular.

Posterior a ello nos desplazamos al interior del Parque hacia el Hotel Explora, donde las vistas y lo peculiar de la arquitectura, nos llamo mucho la atención. Estar en medio de la nada con las comodidades y exclusividad de este increíble lugar dan paso a un turismo total, de aventura y lujo, todo mezclado para que puedas vivir experiencias de vida que nunca olvidarás. La gastronomía elegante y rustica también serán un ingrediente que añadirá mas nivel al viaje.

Fuera de lujos y hoteles. A lo que vinimos.

Después de unas ricas y cálidas jornadas, venía el plato principal para nosotros, aventurarnos en el interior del Parque hasta el corazón y lograr llegar a escalar una de las torres que se asoman desde los valles hasta tocar casi el cielo con sus puntas tan icónicas. Ese día, con el apoyo logístico de 2 guías locales y porteadores; Juan Moya y Mauro Padilla, ambos increíbles personas y conocedores del lugar, ingresamos hacia el valle caminando por unas cuantas horas observando la flora y fauna especial del lugar. El rio y los bosques nos entregaban solo hermosos regalos ante nuestros ojos y en un momento de motivación cuando estábamos cerca de la intersección al sendero del mirador, tome la iniciativa y rápidamente subí para observar las torres del Paine, el sendero bien marcado y con muchos turistas de todo el mundo caminaban en procesión buscando llegar hasta el lago y el mirador. Posterior a ello continuamos caminando en dirección a uno de los campamentos del interior del valle llamado «El Japonés» En ese sector estuvimos muy cómodos acampando y aclimatándonos para estar fuertes y preparados para lo que venia en el sector del Valle del Silencio y en el campamento William Box que se encontraría unas varias horas mas arriba del campamento japonés.

Las jornadas que continuaron, fueron bien duras pero muy disfrutadas pues el escenario era definitivamente total, encontramos nieve y hielo, lo que ponía el lugar mas hermoso y brillante, las hojas de los bosques estaban mas relucientes y las laderas de las montañas estaban pintadas en blanco. El sendero desde Japonés a William Box es muy poco marcado pero es rico para caminarlo pues va poniendo a prueba el entrenamiento y la mente. La ladera se pone mas empinada y las pequeñas rocas reunidas por escaladores van indicando el sendero de subida. El viento y nieve pegando en el rostro fueron también un ingrediente adicional al ya extenuante sendero de montaña. Este tramo lo hicimos muy temprano en la mañana y antes del medio día ya teníamos montado nuestro campamento donde los vientos fuertes eran el actor principal. Una vez montado el campamento, caminamos mas arriba para ver la ruta y probar los primeros largos de la ruta propuesta. Esta ruta se llama Taller del Sol y es una hermosa línea directa que se enfila por la cara Noroeste de la Torre Monzino. Esa jornada escalamos y pudimos apreciar la cantidad de nieve acumulada en las fisuras y el hielo que cubría estas a lo largo de la ruta. Posteriormente bajamos y dejamos todo bien preparado para ir a intentar al día siguiente con toda la fuerza y muy temprano en la madrugada. Ese era el plan!

En la Patagonia todo cambia!

El día del ataque a la ruta, tuvo sus reparos. En la hora de la madrugada, una nevada potente cubría todo el campamento de nieve por lo que consideramos no salir del campamento y esperar a que las precipitaciones se calmaran para poder intentar la escalada. Fue un golpe bajo pues estábamos muy motivados en salir en la noche pero también teníamos claridad de que no tendría los frutos esperados así que esperamos un  poco mas y apenas se tranquilizó, nos pusimos los equipamientos de escalada y salimos a la montaña en busca de lo que estábamos buscando. Comenzamos escalando los largos de abajo con bastante nieve y sabíamos que iba a ser imposible lograr la cumbre, por lo que establecimos que nuestro plan sería una estrategia «Paso a paso». Esto nos ayudo mucho y nos ordeno las ideas para poder disfrutar el momento, la escalada y los obstáculos que la naturaleza ponía frente a nosotros. estábamos bien entrenados, con equipo suficiente, vestimentas para abrigo y comida así que en cada punto donde terminábamos un largo de escalada, nos motivábamos y encontrábamos sensacionales vistas y emociones de lo que estaba significando este hermoso viaje!

Después de varios largos y saber que estábamos demorándonos mas del doble o triple en cada tiro de cuerda, y estando en una linda Reunión con una buena terraza, decidimos concluir nuestra escalada y sentarnos a disfrutar lo ascendido y lo que ante nuestros ojos teníamos al frente. Fueron momentos realmente emocionantes pues además del paisaje, era mi cumpleaños por lo tanto los regalos mas hermosos estaban frente a mi.

Experiencias significativas y conclusiones

Como dije arriba, viajar es una de las experiencias mas provechosas para las personas. Esta claramente no fue la excepción pues intentamos un plan y en gran parte se cumplió, Cual era el plan? El plan era vivir una experiencia en montaña única, donde pudiéramos sentirnos cómodos y seguros, donde pudiéramos sentir la fuerza de la naturaleza y donde podíamos poner en la balanza todas los lindos aprendizajes de la vida. Este viaje fue una nueva experiencia, fue un momento lleno de motivación y encantos. Al final de la escalada y el viaje supimos concluir que con un buen plan y conociendo las capacidades, se puede disfrutar plenamente. Para pensar dejare estos tres aspectos fundamentales que creo, nos sirvieron mucho a nosotros y que los trabajamos de manera involuntaria durante nuestra expedición:

  1. Ir paso a paso, no adelantarse a lo que no se puede, consolidar una cosa y después ella te guiara al siguiente movimiento
  2. Manejar las expectativas, ser realista y  no sufrir por no lograr una meta imposible. Aprender a que a veces en la montaña y en la vida no podemos conseguir todo y que debemos guardar energía para las cosas que si podemos lograr.
  3. Conocer nuestras capacidades, tener claro lo que podemos hacer y lo que no. Esto solo se logra con el entrenamiento y con probarnos a nosotros mismos cuanto somos capaces de dar y recibir. Todos tenemos características, capacidades, limitaciones y formas de hacer las cosas diferentes a otros. Entonces sacar el máximo provecho y partido a lo que hemos de poder lograr.

Finalmente queremos agradecer a todas las personas que nos apoyaron, en mi caso particular a Matias del Sol quien fue mi compañero de cordada, Juan Moya y Mauro Padilla por ayudarnos a organizar y llevar a cabo una gran logística a la montaña. A Volkanica Outdoors por estar siempre junto a Mawida Adventures, a nuestros amigos de Patagonia, al equipo Mawida y sobre todo a nuestras familias que siempre están preocupadas y atentas a cada paso que estamos dando en las montañas. Hotel Remota y a Eduardo Machuca de Explora, siempre será un gusto poder contar con su apoyo y ayuda desinteresada.

Saludos

 

Rodrigo Vera Soto

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.